Rutina de exfoliación

Rutina de exfoliación

Tener una rutina de exfoliación para el cuerpo tiene muchos beneficios, además de darte una piel tersa, limpia, hidratada y luminosa.

¡Aquí te contamos cómo llevarla a cabo!

Para la exfoliación, utiliza alguna de nuestras sales, (Melocotón y Mandarina, Coco y Jazmín, Lavanda y Eucalipto, Lima y Mango, Naranja y Canela) además de conseguir el mejor exfoliante para pieles sensibles, sus fragancias te harán vivir una experiencia inolvidable.

Asegúrate de diluir nuestras sales con un aceite portador, como por ejemplo el aceite de almendras, aceite de coco, aceite de oliva.

¿Cómo Hacerla?

  • Siempre con la piel húmeda.
  • Sobre la mano o el guante de crin (mejor para combatir la celulitis) se echa el producto.
  • Se realizan movimientos circulares ascendentes sobre las zonas a tratar: piernas, glúteos, brazos, abdomen, espalda (…). No frotar ni demasiado rápido ni demasiado fuerte.
  • Retirar con abundante agua los residuos del exfoliante.
  • Hidrata tu piel con alguno de nuestros para que quede firme y renovada.

 

¡Y logra la piel suave que siempre has querido!

 

¡Recuerda!

Lo ideal es que no lo utilices diario. Puedes usarlo entre dos y tres veces a la semana, pero si tienes piel sensible úsalo máximo una vez a la semana para no irritar la piel.

 

Regresar al blog