Exfoliar tu piel

Exfoliar tu piel

La exfoliación representa uno de los pilares básicos de la belleza, a pesar de conocer los beneficios del exfoliante, muchas personas creen que aplicarlo en el cuerpo es innecesario. ¿Es realmente útil el exfoliante corporal?

Si quieres una piel saludable, sí.  Todos los beneficios que tiene el exfoliante en el rostro, puedes conseguirlos en el cuerpo. Si solo nos preocupamos por nuestras caras, estamos perdiendo el cuidado de la mayoría del órgano más grande del cuerpo: la piel.

Pocos saben de la importancia de incluir  el proceso de remover células muertas del cuerpo. Según los especialistas, las células cumplen su ciclo de vida cada cuatro semanas, desprendiéndose y quedando inertes en la superficie de la piel. Si no son eliminadas oportunamente, el aspecto de la piel cambia, luciendo opaca y envejecida. De ahí la importancia de eliminar estas impurezas todos los meses a través de la exfoliación corporal, utilizando productos especializados.

Piernas y glúteos más torneados y un abdomen firme son algunos de los resultados que surgen como consecuencia de exfoliar con frecuencia las distintas partes del cuerpo. Y es que para lucir una piel más tersa, limpia, hidratada y luminosa es preciso darle el mismo cuidado que le damos al rostro y la exfoliación es fundamental para conseguirlo.

Agregar una exfoliación corporal a la rutina de la ducha no es un lujo. Aprender a usar exfoliaciones corporales en tu propia ducha te dará una piel más saludable y aumentará tu bienestar general. De hecho, hay muchos beneficios de la exfoliación corporal que puedes notar después de un solo uso.

  • Elimina las células muertas: logra que la piel quede limpia y tonificada.
  • Antienvejecimiento: previene el envejecimiento, activa la circulación y favorece la oxigenación.
  • Efecto anti-estrés: ya que ofrece una sensación de bienestar muy agradable y una experiencia relajante para la piel. Esta técnica permite estar calmados y tranquilos.
  • Renueva tu piel: estimula la liberación de toxinas a través de los poros de la piel.
  • Mejor apariencia: devuelve a la piel un aspecto más uniforme y suave.
  • Aliada en la depilación: ayuda a evitar la formación de vellos enquistados por la depilación.
  • Adiós impurezas: sí, al igual que en el rostro. El exfoliante corporal elimina las células muertas de la epidermis, tonificándola. A su vez, esto limpia los poros permitiendo que la piel “respire” mejor, y evitando la aparición de granitos.
  • Alista tu piel: cualquier producto de belleza actúa mejor sobre una piel limpia de células muertas.
  • Ayuda a eliminar distintos tipos de manchas en la piel: permitiendo lucir un tono más uniforme. 
  • Realza el bronceado: hará que tu color se vea más intenso y uniforme, sin manchas ni zonas oscuras.

TIPS

  • No abuses del exfoliante porque puede dañar tu piel.
  • Si tienes la piel sensible, te recomendamos utilizar sales marinas. En Eien tenemos diferentes opciones para ti.
  • Utiliza el exfoliante sobre tu piel húmeda y limpia. La aplicación sobre piel seca puede producir irritaciones.
  • No utilicéis el mismo exfoliante para la cara. La piel de la cara es mucho más sensible, puedes irritarla y dañarla si aplicas un exfoliante corporal en ella.
  • No exfolies tu piel si te has quemado tomando el sol y si tienes heridas abiertas.
Regresar al blog