Cosmética sensorial, la revolución del cuidado de la piel

Cosmética sensorial, la revolución del cuidado de la piel

Cada día nos enfrentamos a nuevos retos; a situaciones de estrés; a ocupaciones que a veces superan nuestras capacidades… Es poco el tiempo que tenemos disponible para dedicarlo a nosotras, a rutinas que nos aporten beneficios y, en su mayoría, los productos que consumimos sólo proporcionan una parte de lo que necesitamos. Todo esto le ha dado un lugar a la cosmética sensorial.

La piel es el órgano más extenso del cuerpo. Con tanta contaminación y agentes químicos en el aire, se hace cada vez más imprescindible el uso de productos para el cuidado de la piel; pero esto no es lo único que debemos cuidar en estos tiempos que vivimos: nuestro estado de ánimo, nuestra mente, nuestras emociones, ocupan cada vez más espacios. Esta es la razón de ser de la cosmética sensorial, productos integrales que favorecen tu piel mientras sanan tu mente.

La cosmética sensorial, incorpora ingredientes naturales en combinación con los aceites esenciales, quienes son los responsables de traer esta revolución del cuidado de la piel con beneficios terapéuticos. Es una fórmula cosmética con alma.

Por años, la belleza estuvo relacionada con el aspecto físico; de modo que los productos cosméticos que se consumían reflejaban esa necesidad de lucir bella, impecable, a veces hasta inalcanzable. A lo largo del tiempo, hemos notado el efecto negativo que produjo ese pensamiento en la autoestima de la mujer; la creación de estereotipos que lograron socavar la esencia femenina. 

Entonces, comenzó a surgir este pensamiento: si el ser humano es un ser integral, ¿por qué la belleza no puede serlo? A partir de allí, todo el concepto cambió, porque no puedes sentirte bella por fuera cuando no te sientes bien por dentro. Porque el estado de ánimo afecta todos los órganos del cuerpo y eso incluye, la piel.

Con la cosmética sensorial se busca armonizar las emociones para producir el bienestar físico y mental, y encontrar productos que permitan lograr ese equilibrio, es el mayor interés de la mujer actual.

 

Regresar al blog