Aceite esencial de lavanda

Aceite esencial de lavanda

¿Qué es? ¿Cómo utilizarlo? ¿Para qué sirve? ¡Aquí te lo contamos todo!

Utilizar aceites esenciales con fines cosméticos está cada vez más de moda por su origen natural y sus múltiples beneficios. El aceite esencial de lavanda es uno de los aceites que más se utilizan en cosmética natural. 

Proviene de la destilación de las flores y hojas de la planta de la lavanda. Además de producir un aroma muy agradable, el aceite de lavanda cuenta con una larga lista de propiedades que ayudan a mejorar la salud, favorecen el bienestar corporal, mental y mejoran la calidad de vida.

Las propiedades versátiles del aceite esencial de Lavanda lo convierten en el favorito y en un aceite imprescindible para tenerlo a mano en todo momento. Es un potente cicatrizante y regenerador cutáneo, por su alto contenido en taninos. Debido a su contenido en ácido rosmarínico también tiene función antioxidante.

Gracias a su fragancia calmante, la lavanda es utilizada con frecuencia en baños, spas y sales. La lavanda también se puede usar en la repostería y en la cocina. Con su rica fragancia característica y su aroma relajante, el Aceite Esencial de Lavanda se utiliza ampliamente en aromaterapia para promover el bienestar y la relajación.

¡Dato curioso!

 Se necesitan 16 kilogramos de flores de lavanda para producir una sola botella de 15 ml de aceite esencial de Lavanda.

Regresar al blog